sábado, 13 de diciembre de 2008

-Siento haberte despertado -me disculpé-. Quizá te suene raro pero, a decir verdad, sólo quería asegurarme de que estuvieses viva.
Pude sentir cómo ella sonreía plácidamente al otro lado del teléfono.
-Gracias por preocuparte por mí -dijo-. Pero tranquilo. Estoy viva. Y para poder continuar viviendo me mateo trabajando y, ahora, estoy que me caigo de sueño. ¿Vale? ¿Te has quedado tarnquilo?
-Sí -respondí.
-Oye -me dijo ella en tono confidencial-. Vivir es muy duro, ¿no te parece?
-Y que lo digas -admití.
Tenía razón. Vivir es muy duro.
-¿Te apetece que vayamos ahora a comer algo? -le pregunté.
-Lo siento, pero ahora no me apetece comer. Lo único que uiero es dormir a pierna suelta sin pensar en nada.
-Tampoco yo tengo hambre -dije-. Sólo quería hablar contigo. Es que hay varias cosas que quiero decirte.
Se produjo un corto silencio al otro lado del auricular. Ella se mordía los labios y tenía el dedo meñique poesado en el extremo de la ceja. Podía sentirlo.
-Luego, ¿vale? -dijo remarcando cada palabra-. Ahora déjame dormir. Sólo un rato. Y cuando me levante, seguro que todo irá bien. Cuando me despierte te llamo, ¿de acuerdo?
-De acuerdo -dije-. Buenas noches.
-Buenas noches.
Ella dudó unos instantes
-¿Es urgente lo que tienes que decirme?
-No -respondí-. No corre ninguna prisa. Puedo esperar.
Sí, porque me sobra el tiermpo. Diez mil años, veinte mil años. Puedo esperar tanto tiempo como sea necesario.



Sauce ciego, mujer dormida - Haruki Murakami.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

miércoles, 3 de diciembre de 2008

La muerte de los árboles


A veces me da por pensar en cómo mueren los árboles -cuando no mueren talados, quiero decir-. Es casi como preguntarse cómo muere un dios, y no me refiero a la idea de inmortalidad de los dioses, sino cuando los dioses mueren olvidados. Cuando desaparecen Zeus o Mitra o Tot. En mi cabeza aparece un árbol consumiéndose desde dentro, vaciándose hasta que queda completamente hueco. Y puedo verlo ennegreciéndo poco a poco, de pie. Rehuyendo el verde hasta la locura -o toda la locura que puede albergar un árbol- mientras ve desde su quietud el movimiento del mundo. Y se muere y cae en mitad de un bosque. Y entonces algún idiota pregunta si ese árbol hace o no hace ruido. Y pienso en esa misma sensación que de repente te asalta de oquedad, de morir por dentro y de pie, de desmoronamiento y de nadie estar ahí para escuchar el ruido que haces al caer. Y si no hay nadie para escucharlo, ¿cómo vas a hacer ruido? Alguna vez pienso que si por un casual del universo existiese la reencarnación, quisiera reencarnarme en árbol. En una de esas enormes secuoyas, en un baobab, en uno de esos árboles milenarios, con un tronco grueso y nudoso, a ser posible de hoja perenne, porque quiero verme morir durante el otoño y resucitar en primavera. Para que los niños y los adultos que se creen un poco niños trepen hasta la rama más alta. Pero como me asustan las carcomas, las sierras mecánicas, vaciarme poco a poco, desde muy dentro, las raices, ser incapaz de moverme excepto con el viento y la inmortalidad pero no creerme eterna o infinita, ya no sé si quiero ser un árbol.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Mayo y noviembre



Que los que antes de ayer morían en Vietnam, ayer lo hacían en Bosnia y hoy lo hacen en Bagdad.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Sálvese quien pueda


Puedo volver, puedo callar, puedo forzar la relidad, puedo doler, puedo arrasar, puedo sentir que no doy más, puedo escurrir, puedo pasar, puedo fingir que me da igual, puedo incidir, escapar, puedo partirme y negociar la otra mitad, puedo romper, puedo olvidar, puede comerme la ansiedad, puedo salir, puedo girar, puedo ser fácil de engañar, puedo joder, puedo encantar, puedo llamarte sin hablar, puedo vencer, puedo palmar, puedo saber que sin vosotros duele más.

Puede ser que mañana esconda mi voz por hacerlo a mi manera.
¡hay tanto idiota ahí fuera!
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
¡sálvese quien pueda!

Puedo torcer, puedo lanzar, puedo perderme en la obviedad, puedo servir, puedo cansar, puedo saber que sin vosotros duele más.

Puede ser que mañana esconda mi voz, por hacerlo a mi manera.
¡hay tanto idiota ahí fuera!
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
¡sálvese quien pueda!

Puedo torcer, lanzar, perderme en la obviedad, servir, cansar , saber que sin vosotros duele más.

Puede ser que mañana esconda mi voz, por hacerlo a mi manera.
¡hay tanto idiota ahí fuera!
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
¡sálvese quien pueda!

sábado, 1 de noviembre de 2008

Construir o plantar

"Un texto anónimo de la tradición dice que cada persona, en su existencia, puede tener dos actitudes: CONSTRUIR O PLANTAR.

Los constructores pueden demorar años en sus tareas, pero un día terminan aquello que estaban haciendo. Entonces se paran, y quedan limitados por sus propias paredes. La vida pierde el sentido cuando la construcción acaba.

Pero existen los que plantan. Estos a veces sufren con las tempestades, las estaciones, y raramente descansan. Pero al contrario que un edificio, el jardín jamás para de crecer. Y, al mismo tiempo que exige la atención del jardinero, también permite que, para él, la vida sea una GRAN aventura. Los jardineros se reconocerán entre sí, porque saben que en la historia de cada planta está el crecimiento de toda la Tierra."

domingo, 26 de octubre de 2008

lunes, 6 de octubre de 2008

Firmin

La verdad es que nunca he estado bien de la cabeza. Lo que pasa es que yo no ataco molinos de viento. Hago algo peor: sueño con atacar molinos de viento, estoy deseando atacar molinos de viento y a veces imagino que he atacado molinos de viento. Molinos de viento o molinos de cultura -digámoslo de una vez-, los más deleitables e inasibles de los objetos, trituradoras eróticas, molinitos lascivos de lujuria, factorías carnales de raros goces, fantasilandias de fornicadores frustrados, cuerpo mismo de las Beldades. Y, al final, ¿cuál es la diferencia? Una causa perdida es una causa perdida. Pero no voy a obsesionarme con esto ahora. Ya me obsesionaré más tarde.


Firmin - Sam Savage

martes, 16 de septiembre de 2008

lunes, 15 de septiembre de 2008


Mejor reírse, es lo más serio.


martes, 9 de septiembre de 2008

jueves, 21 de agosto de 2008

Conversaciones con la muerte


-Muy bien -dijo Susan-. No soy tonta. Me estás diciendo que los humanos necesitan... fantasías para hacer la vida soportable, ¿no?

¿DE VERAS? ¿COMO SI FUERA UNA ESPECIE DE PÍLDORA ROSA? NO. LOS HUMANOS NECESITAN LA FANTASÍA PARA SER HUMANOS. PARA SER EL PUNTO DONDE EL ÁNGEL QUE CAE SE ENCUENTRA CON EL SIMIO QUE SE ALZA.
-¿Hadas de los dientes? ¿Papá Puerco? ¿Pequeñas...?
SÍ. A MODO DE PRÁCTICA. HAY QUE EMPEZAR APRENDIENDO A CREER EN LAS MENTIRAS PEQUEÑAS.
-¿Para que podamos creer en las grandes?
SÍ. LA JUSTICIA. LA COMPASIÓN. EL DEBER. ESAS COSAS.
-¡No son lo mismo en absoluto!
¿ESO CREES? ENTONCES COGE EL UNIVERSO Y MUÉLELO HASTA QUE NO SEA MÁS QUE UN POLVILLO FINO Y PÁSALO POR EL MÁS FINO DE LOS TAMICES Y ENTONCES ENSÉÑAME UN SOLO ÁTOMO DE JUSTICIA, UNA MOLÉCULA DE COMPASIÓN. Y SIN EMBARGO... La muerte hizo un gesto con la mano. Y SIN EMBARGO ACTUÁIS COMO SI EXISTIERA UN ORDEN IDEAL EN EL MUNDO. COMO SI HUBIERA UNA... UNA CORRECCIÓN EN EL UNIVERSO POR LA CUAL ESTE PUEDE SER JUZGADO.
-Sí, pero la gente tiene que creer en eso, de otra manera qué sentido tiene...
EXACTAMENTE LO QUE YO DECÍA.
Ella intentó ensamblar sus pensamientos.
HAY UN LUGAR DONDE DOS GALAXIAS LLEVAN COLISIONANDO UN MILLÓN DE AÑOS, dijo la Muerte, sin venir a cuento de nada. NO INTENTES DECIRME A MÍ QUE ESO ESTÁ BIEN.
-Sí, pero la gente no piensa en esas cosas -dijo Susan.
CORRECTO. LAS ESTRELLAS EXPLOTAN, LOS MUNDOS CHOCAN, APENAS HAY SITIOS EN EL UNIVERSO DONDE LOS HUMANOS PUEDAN VIVIR SIN CONGELARSE NI FREÍRSE, Y SIN EMBARGO TÚ PIENSAS QUE UNA... UNA CAMA ES UNA COSA NORMAL. ES EL MÁS ASOMBROSO DE LOS TALENTOS.
-¿Un talento?
OH, SÍ. UN TIPO MUY ESPECIAL DE ESTUPIDEZ. CREÉIS QUE EL UNIVERSO ENTERO ESTÁ DENTRO DE VUESTRAS CABEZAS.


Papá Puerco - Terry Pratchett

domingo, 10 de agosto de 2008

El hombre extraño

Los hombres extraños, las vidas extrañas. Es todo tan raro. Mejor escuchar:


miércoles, 6 de agosto de 2008

Inventario - Joaquín Sabina





"Las cosas que me dices cuando callas, los pájaros que anidan en tus manos, el hueco de tu cuerpo entre las sábanas, el tiempo que pasamos insultándonos, el miedo a la vejez, los almanaques, los taxis que corrían despavoridos, la dignidad perdida en cualquier parte, el violinista loco, los abrigos, las lunas que he besado yo en tus ojos, el denso olor a semen desbordado, la historia que se mofa de nosotros, las bragas que olvidaste en el armario, el espacio que ocupas en mi alma, la muñeca salvada del incendio, la locura acechando agazapada, la batalla diaria entre dos cuerpos, mi habitación con su cartel de toros, el llanto en las esquinas del olvido, la ceniza que queda, los despojos, el hijo que jamás hemos tenido, el tiempo del dolor,
los agujeros, el gato que maullaba en el tejado, el pasado ladrando como un perro, el exilio, la dicha, los retratos, la lluvia, el desamparo, los discursos, los papeles que nunca nos unieron, la redención que busco entre tus muslos, tu nombre en la cubierta del cuaderno, tu modo de abrigarme el corazón, la celda que ocupaste en una cárcel, mi barca a la deriva , mi canción, el bramido del viento entre los árboles, el silencio que esgrimes como un muro, tantas cosas hermosas que se han muerto, el tiránico imperio del absurdo, los oscuros desvanes del deseo, el padre que murió cuando eras niña, el beso que se pudre en nuestros labios, la cal de las paredes, la desidia, la playa que habitaban los gusanos, el naufragio de tantas certidumbres, el derrumbe de dioses y de mitos, la oscuridad en torno como un túnel, la cama navegando en el vacío, el desmoronamiento de la casa, el sexo rescatándonos del tedio, el grito quebrado, la madrugada, el amor como un rito en torno al fuego, el insomnio, la dicha, las colillas, el arduo aprendizaje del respeto, las heridas que ya ni Dios nos quita, la mierda que arrastramos sin remedio, todo lo que nos dieron y quitaron, los años transcurridos tan deprisa, el pan que compartimos, las caricias, el peso que llevamos en las manos."

miércoles, 23 de julio de 2008

Los colores




Teatro de sombras



Anoche mi sombra se fugó. Es una de esas decisiones que de repente toman las cosas que no esperas, como cuando mi pasado no se acuerda de mí, o las sombras se independizan de nuestros cuerpos. Era noche tendida sobre las sábanas desordenadas del verano y la luz se colaba desde el balcón hasta la puerta entornada. La vi de repente incorporarse mientras me dejaba a mi en el hueco de la almohada, tenía una consistencia cambiante, se deslizó por las paredes, hasta alcanzar el cristal de la ventana.
Aquella noche mi sombra se fugó. Salió de mi intranquilo sueño para hacer travesuras bajo la luz anaranjada de las farolas. La ciudad naranja y cuatro estrellas nada más. Se unió de pronto a otras sombras -más o menos concretas, o todo lo concreta que pueda ser una sombra- que jugaban a saltar por los tejados de la ciudad. Las vi muy nítidas desde la cama de mi habitación, conversando ella con otra sombra a la que no supe ponerle cuerpo, alumbradas por lámparas que proyectaban figuras de luz contra la pared, como esa que tenía cuando era niña y daba vueltas y sonaba una canción.
Sobre la almohada creía creer que su sombra también se había fugado sólo para mantener aquella conversación en la que yo recitaba a Luis García Montero hablando de días completamente viernes o a Milán Kundera devolviéndonos el libro de la risa y el olvido. Durante un momento mi sombra temblaba y se enfadaba y recordaba todo eso en lo que está y no está. Tal vez soñé sobre sombras por el recuerdo de Peter Pan, no puedo estar segura, llevaba varios días al acecho.

La cosa es que tanto a mi como a mi sombra nos parece divertido esto de las huídas durante la noche, mientras yo me aprendo las arrugas de la cama, ella juega a hacer travesuras por los tejados.

Y por el momento eso es todo, dejar el mundo detenido en el colchón.

lunes, 21 de julio de 2008

Sueño detenido



















"Pero esta calma no durará mucho y tú lo sabes. Esto te perseguirá hasta el infinito como una bestia incansable. Ellos llegan hasta la profundidad de los bosques. Son fuertes, obstinados y crueles, no conocen ni el cansancio ni la renuncia. Aunque te hayas reprimido las ganas de masturbarte, pronto lo harás en una polución nocturna. Y, en el sueño, quizá acabes violando a tu verdadera hermana o a tu madre. Porque tú eso no puedes controlarlo. Porque es algo que excede a tus fuerzas. Y lo único que puedes hacer es aceptarlo.
Temes a la imaginación. Y a los sueños más aún. Temes a la responsabilidad que puede derivarse de ellos. Pero no puedes evitar dormir. Y si duermes, sueñas. Cuando estás despierto, puedes refrenar, más o menos, la imaginación. Pero los sueños no hay manera de controlarlos."

Kafka en la orilla - Haruki Murakami

domingo, 29 de junio de 2008

Tortugas y dragones


Corre dijo la tortuga, atrévete dijo el cobarde,
estoy de vuelta dijo un tipo que nunca fue a ninguna parte.
Sálvame dijo el verdugo, sé que has sido tú dijo el culpable.
No me grites dijo el sordo, hoy es jueves dijo el martes

No mientas dijo el mentiroso, buena suerte dijo el gafe,
ocúpate del alma dijo el gordo vendedor de carne,
pruébame dijo el veneno, ámame como odian los amantes.
Drogas no, dijo el camello, cuanto vales dijo el ganster





Si la angustia no tuviera tantos meses, si pudiera huir de esta ciudad,
si el milagro de los panes y los peces consiguiera darnos de cenar.
Si tuvieran corazón las autopistas, si alguien me esperara en la estación,
si bajaran de la luna los artistas, si acabara bien esta canción.
Si aprendiéramos a amar como animales, si quedara tiempo que perder,
si bailaran rock and roll los generales, si cantara el gallo rojo del amanecer.
Y los sentidos olvidaran la razón.
Y las golondrinas supieran volver a hacer su nido cada otoño en el reloj de las oficinas.
Si el huracán del porvenir arrasara las fronteras rotas las banderas por la pasión,
si reinara en el dos mil la imaginación, si los besos cotizaran más que el oro,
si quedara hotel en Shangri-Lá, si la muerte hiciera mutis por el foro,
si pudiera yo quererte hasta el final y naufragar en la isla del tesoro,
si los mercenarios de la soledad incendiaran con un blues todo el cono sur.
Si en los escombros de la revolución creciera el árbol verde del placer,
y las catedrales se cansaran de ser ruinas del fracaso de Dios.
Si volvieran los dragones a poblar las avenidas de un planeta que se suicida.
Si volvieran los dragones…
Si volvieran los dragones, Robin Hood, las amazonas, Marco Polo, Nosferatu, Garcilaso, Casanova, Buster Keaton, Mata Hari, Don Quijote, Macedonio, Moby Dick, Los Bucaneros, Nostradamus, Celedonio, Sargent Pepper, Goyeneche, Sitting Bull, La violetera, Janis Joplin, Doctor Jekyll, D’Artagnan, la primavera, el Cantar de los Cantares, Greta Garbo, el Tempranillo, Babilonia, Julio Verne, Camaron, los conventillos, Gulliver, Sierra Maestra, Bonny and Clyde, La Magdalena, Camelot, los alquimistas, Atahualpa, Bonavena, la tetona de Fellini, Bakunin, las ilusiones, Espartaco, Mesalina, las cigueñas, los bufones.

Si volvieran los dragones.

sábado, 28 de junio de 2008

Todavía han de crecer en ti las palabras



-Maestro Hora -murmuró-, nunca pensé que el tiempo de todos los hombres fuera... -buscó la palabra adecuada, sin encontrarla- ...tan grande. -dijo por fin.
-Lo que has visto y oído, Momo -respondió el maestro Hora-, no era el tiempo de todos los hombres. Sólo era tu propio tiempo. En cada hombre existe ese lugar, en el que acabas de estar. Pero sólo puede llegar a él quien se deja llevar por mí. Y no se puede ver con ojos corrientes.
-¿Dónde estuve, pues?
-En tu propio corazón -dijo el maestro Hora, y le acarició el revuelto pelo.
-Maestro Hora -volvió a murmurar Momo-, ¿puedo traerte también a mis amigos?
-No -contestó-, no puede ser, todavía.
-¿Cuánto tiempo puedo quedarme contigo?
-Hasta que tú misma quieras volver con tus amigos.
-Pero, ¿puedo contarles lo que han dicho las estrellas?
-Puedes pero no serás capaz.
-¿Por qué no?
-Porque todavía han de crecer en ti las palabras.
-Pero quiero hablarles de eso, a todos. Quiero poder cantarles las voces. Creo que entonces todo volvería a estar bien.
-Si de verdad lo quieres, Momo, tendrás que saber esperar.
-No me importa esperar.
-Esperar, mi niña, como una semilla que duerme toda una vuelta solar en la tierra antes de poder germinar. Tanto tardarán las palabras en crecer en ti. ¿Quieres eso?
-Sí -murmuró Momo.
-Pues duerme -dijo el maestro Hora, pasándole la mano por los ojos-, duerme.
Y Momo tomó aliento, profundamente feliz, y se durmió.


Momo - Michael Ende

Y vivir al revés



Sugiero que el más triste de los presos
tenga derecho a sábanas de seda;
bendita sea la boca que da besos
y no traga monedas.

Propongo corromper al puritano,
espiar en la ducha a las vecinas,
ir a quitarle al dios de los cristianos
su corona de espinas.

Nada de margaritas a los cuerdos,
hay que correr más que la policía
para bailar el vals de los recuerdos
llorando de alegría.

La vida no es un bloc cuadriculado
sino una golondrina en movimiento
que no vuelve a los nidos del pasado
porque no quiere el viento.

Se aconseja dormir a pierna suelta
lejos de tentaciones de diseño,
que no pase de largo por tu puerta
el hombre de tus sueños.

La rana esconde un príncipe encantado,
tu boca un agridulce de membrillo
¡qué ganas de un cursillo acelerado
de besos de tornillo!

Y jugar por jugar
sin tener que morir o matar,
y vivir al revés
que bailar es soñar con los pies.

Conviene entrar penúltimo en la meta
de la vuelta a la infancia en patinete
y fusilar al rey de los poetas
con balas de juguete.

Por qué no doctorarse en cremalleras
como hace la hormiguita por tu espalda
e hilvanar con jirones de banderas
braguitas rojigualdas.

Hacen falta cosquillas para serios,
pensar despacio para andar deprisa,
dar serenatas en los cementerio
muriéndose de risa.

jueves, 26 de junio de 2008

Cosmética del enemigo

- A mí me importa un bledo. No creo en Dios, luego tampoco creo en el diablo.
- Yo creo en el enemigo. Las pruebas de la existencia de Dios son frágiles y bizantinas, las pruebas de su poder todavía son más inconsistentes. Las pruebas de la existencia del enemigo interior son enormes y las de su poder son abrumadoras. Creo en el enemigo porque todos los días y todas las noches se cruza en mi camino. El enemigo es aquel que, desde el interior, destruye lo que merece la pena. Es el que te muestra la decrepitud contenida en cada realidad. Es aquel que saca a la luz tu bajeza y la de tus amigos. Es aquel que, en un día perfecto, encontrará una excelente razón para que te tortures. Es aquel que te hará sentir asco de ti mismo. Es aquel que, cuando entreveas el rostro celestial de una desconocida, te revelará la muerte contenida en tanta belleza.

------

- (...) Soy una persona extremadamente formalista. Actúo según una cosmética rigurosa y janseninsta.
- ¿Qué tienen que ver los productos de belleza con esta historia?
- La cosmética, ignorante, es la ciencia del orden universal, la suprema moral que determina el mundo. No es culpa mía si las esteticistas han recuperado esta admirable palabra. Hubiera resultado anticosmético presentarme ante usted y plantearle de golpe y porrazo sus opciones. Tenía que hacérselo vivir a través de un vértigo sagrado.

------

- Extraña religión, la del yo. "Soy yo, sólo yo, nada más que yo. Soy yo, y, por tanto, no soy la silla sobre la que me siento, no soy el árbol que estoy mirando. Soy bien distinto del mundo, me limito a las fronteras de mi cuerpo y de mi mente. Soy yo, y, por tanto, no soy ese señor de ahí, sobre todo si ese señor resulta ser el asesino de mi mujer." Un credo singular.
- Singular, sí, literalmente.
- Me pergunto qué hace la gente como tú con el pensamiento. Debe resultarte molesto ese incontrolable flujo mental que puede meterse en la piel de cada uno. Y, sin embargo, este pensamiento también procede de ese pequeño yo. Se convierte en algo inquietante que amenaza tus barreras. Por suerte, la mayoría de las personas han encontrado un remedio para eso: no piensan. ¿Para qué iban a pensar? Dejan que lo hagan aquellos cuyo oficio consideran que consiste en pensar: los filósofos, los poetas. Es tanto más práctico por cuanto ni siquiera hay que tener en cuenta sus conclusiones. Así, por más que un espléndido filósofo de hace tres siglos dijera que el yo resulta odioso, o un extraordinario poeta del siglo pasado declarase que yo es otro: está bien, sirve para animar las charlas de salón, sin que eso afecte lo más mínimo a nuestra reconfortante certeza: yo soy yo, tú eres tú y cada uno en su casita.


------

Cosmética del enemigo - Amélie Nothomb

viernes, 20 de junio de 2008

Preferimos soñar

Aunque últimamente parezca que todos los sueños se acaben.
Aunque digan que nunca fue nada y que hoy no nos quiere ya nadie.
Aunque vendan todo su amor por una ridícula critica pop no tienen ni idea de cuantas palabras sin doble sentido nos quedan.
No nos van a parar, son otros los que suben y luego se caen.
No nos van a parar, preferimos soñar que triunfar.
No nos van a parar, cada vez somos más, más y más.

jueves, 19 de junio de 2008

martes, 17 de junio de 2008

Sigur Ros - Hoppipolla


"A lo largo de los últimos doscientos años el mirlo abandonó los bosques y se convirtió en un pájaro de ciudad. Esto ocurrió por primera vez en Gran Bretaña, ya a final del siglo dieciocho; algunos decenios más tarde sucedió en París y en la cuenca del Ruhr. Durante el siglo diecinueve el mirlo conquistó una tras otra todas las ciudades europeas. En Viena y en Praga se asentó alrededor de 1900 y siguió luego hacia el oriente, hacia Budapest, Belgrado, Estambul. No cabe duda que desde el punto de vista del globo terráqueo, esta invasión del mundo de los seres humanos por el mirlo es más importante que la invasión de América del Sur por los españoles o el retorno de los judíos a Palestina. Un cambio en las relaciones entre las distintas clases de seres vivos (peces, pájaros, hombres, plantas) es de un grado superior al cambio de relaciones entre los distintos componentes de la misma clase. Si a Bohemia la habitaron los celtas o los eslavos, si la Besarabia es dominada por los rumanos o rusos, al globo terráqueo le da poco más o menos lo mismo. Pero si el mirlo traicionó a la naturaleza original para ir a vivir junto al hombre en su mundo antinatural, algo cambia en el orden del planeta. Sin embargo nadie se atreve a explicar la historia de los últimos doscientos años como la historia de la invasión de las ciudades por los mirlos. Estamos todos dominados por una concepción anquilosada sobre lo que es importante y lo que es irrelevante, fijamos la vista angustiados sobre lo que es importante, mientras que lo irrelevante, disimuladamente y a nuestras espaldas, extiende sus guerrillas que, al fin y sin que nos percatemos, cambian el mundo y nos cogen desprevenidos."



El libro de la risa y el olvido - Milán Kundera

domingo, 15 de junio de 2008

La educación de las hadas

- ¿Cómo se las reconoce?
- ¿A quién?
- A las hadas, ¿cómo se las reconoce?
- Depende.
- ¿Depende de qué?
- De uno.
- Todas las chicas que conozcas pueden ser hadas.
- ¿Pero cómo puedo saber si es o no? ¿Tengo que pedir tres deseos para ver si funciona?
- Por ejemplo.
- Pero si no funciona pareceré un gilipollas.
- No, pareces un gilipollas cuando repites las palabrotas que dice Narcis.
- ¿A partir de qué edad pueden ser hadas las chicas?
- 18, 20
- ¿Has conocido a muchas?
- Bueno, no lo se, tampoco van por ahí diciendo "soy un hada, soy un hada".
- ¿Por qué no?¿Tiene algo de malo?
- No. Muchas chicas son hadas pero no saben que lo son. La verdad es que todas pasan mucho tiempo sin saberlo. Es que es un trabajo tremendo, y cuando terminan se olvidan de todo. Quedan amnésicas. Entonces para que empiecen hay que ayudarles. Hay que hacerles preguntas. Cosas como las que te preguntan todo el tiempo en el cole. A eso se le llama educar a las hadas.
- ¿Educar a las hadas?
- Sí, claro. Cuanto más aprendan mejor. Así recuerdan lo que tienen que hacer.
- ¿Sigue valiendo lo de agarrarse a un árbol para entrar en contacto con ellas?
- Claro.
- ¿Pero cómo se las reconoce?
- Por las cicatrices
- ¿Qué cicatrices?
- Las de la cara. Tienen que pensar mucho para salir de la amnesia, concentrarse. Y para eso se rascan las mejillas, tanto tanto que se hacen heridas.
- Son gilipollas.
- Raúl, ¿que te dije?
- Perdón, perdón. ¿Entonces yo podría hacerme amigo de un hada y pedirle algo?
- Claro. ¿Qué te gustaría pedirle a un hada?
- Eso no es asunto tuyo.


La educación de las hadas.

jueves, 12 de junio de 2008

Per qué?


Per què? Per què? Innombrables preguntes que no han trobat una resposta a cap conte del per què.

Per què hi ha tants pardals i tan pocs unicorns?

Per què les ombres s'amaguen de la llum?

Per què l'aire es invisible?

Per què els estels fugaços sempre cauen darrere les muntanyes?

Per què les plantes no parlen?

Per què no neixen de les flors de gebre fruits de gel?

Per què no hi ha cap animal amb tres potes?

Per què hi ha persones amb mala sort i persones amb bona sort?

Per què quan ens llevem no trobem al costat del llit les coses que somiem?


Quan el món encara era jove - Jürg Schubiger


(¿Por qué? ¿Por qué? Innumerables preguntas que no han encontrado respuesta a ningún cuento del por qué. ¿Por qué hay tantos pájaros y tan pocos unicornios? ¿Por qué las sombras se esconden de la luz? ¿Por qué el aire es invisible? ¿Por qué las estrellas fugaces siempre caen detrás de las montañas? ¿Por qué las plantas no hablan? ¿Por qué no nacen de las flores de escarcha frutos de hielo? ¿Por qué no hay ningún animal con tres patas? ¿Por qué hay personas con mala suerte y personas con buena suerte? ¿Por qué cuando nos levantamos no encontramos al lado de la cama las cosas que soñamos?)

Yotsuba, los charcos y las bicicletas.


- Este charco es de los buenos
- Vaya, no sabía que hubiera charcos buenos y malos
- Claro, si te convirtieras en mí lo sabrías. Este es chulísimo.
- ¿Y ese?
- No, este es un rollo. Es un charco para novatos.
- Vaya
- Ostras... Pues es un poco divertido... ¡Hala, era más divertido de lo que creía!
- ¿Por qué os gustan tanto los charcos a los niños?
- Porque los mayores son grandotes y les gusta el mar.




Anywhere, as far as possible.

martes, 10 de junio de 2008

Lluvia

Se ha escrito tanto acerca de la lluvia.

viernes, 6 de junio de 2008

Resumen de noticias




He estado al alcance de todos los bolsillos
porque no cuesta nada mirarse para adentro.
He estado al alcance de todas la manos
que han querido tocar mi mano amigamente.
Pero, pobre de mí, no he estado con los presos
de su propia cabeza acomodada,
no he estado en los que ríen con sólo media risa,
los delimitadores de las primaveras.

No he estado en los archivos ni en las papelerías
y se me archiva en copias y no en originales.
No he estado en los mercados grandes de la palabra,
pero he dicho lo mío a tiempo y sonriente.
No he estado enumerando las manchas en el sol
pues sé que en una sola mancha cabe el mundo.
He procurado ser un gran mortificado
para, si mortifico, no vayan a acusarme.

Aunque se dice que me sobran enemigos,
todo el mundo me escucha, bien quedo cuando canto.
Yo he preferido hablar de cosas imposibles
porque de lo posible se sabe demasiado.
He preferido el polvo así, sencillamente,
pues la palabra amor aún me suena hueco.
He preferido un golpe así, de vez en cuando,
porque la inmunidad me carcome los huesos.

Agradezco la participación de todos
los que colaboraron en esta melodía.
Se debe subrayar la importante tarea
de los perseguidores de cualquier nacimiento.
Si alguien que me escucha se viera retratado,
sépase que se hace con ese destino.
Cualquier reclamación que sea sin membretes.
Buenas noches, amigos y enemigos.

lunes, 2 de junio de 2008

Domesticar

- Sólo se conocen las cosas que se domestican -dijo el zorro-. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran cosas hechas a los mercaderes. Pero como no existen mercaderes de amigos, los hombres ya no tienen amigos. Si quieres un amigo, ¡domestícame!

- ¡Ah! -dijo el zorro-. Voy a llorar.
- Tuya es la culpa -dijo el principito-. No deseaba hacerte mal pero quisiste que te domesticara...
- Sí -dijo el zorro.
- ¡Pero vas a llorar! - dijo el principito.
- Sí
- Entonces no ganas nada.
- Gano -dijo el zorro-, por el color del trigo.



sábado, 31 de mayo de 2008

Sapere aude












- ¿De las cosas que me has enseñado qué es más importante, andar en bici o escuchar a los árboles?
- Bueno, como se pueden hacer las dos cosas a la vez no tienes por qué elegir.

lunes, 26 de mayo de 2008

viernes, 9 de mayo de 2008

jueves, 8 de mayo de 2008

Tree hugger


The flower said "I wish i was a tree"
The tree said "I wish i could be a different kind of tree"
The cat wished that it was a bee
The turtle wished that it could fly really high into the sky over rooftops and then dive deep into the sea.

And in the sea there is a fish, a fish that has a secret wish, a wish to be a big cactus with a pink flower on it.
And the flower would be its offering of love to the desert
And the desert so dry and lonely that the creatures all appreciate the effort

Et le jackalope a dit "Je voudrais être un yeti pour voler dans la nuit et m'en aller loin d'ici."
Mais le yeti a dit "Je voudrais être un monstre marin pour pouvoir rentrer dans la mer de tous les requins."

And the rattlesnake said "I wish I had hands so I could hug you like a man."
And then the cactus said "Don't you understand? My skin is covered with sharp spikes that'll stab you like a thousand knives. A hug would be nice but hug my flower with your eyes."



[La flor dijo "me gustaría ser un árbol"
El árbol dijo "me gustaría ser otro tipo de árbol"
El gato soñaba con ser una abeja
La tortuga soñaba con poder volar, muy alto en el cielo, sobre los tejados y luego zambullirse en la profundidad del mar.

Y en el mar había un pez, un pez que tenía un sueño secreto, el sueño de ser un gran cactus, con una flor rosa sobre él.
Y la flor sería un ofrecimiento de amor al desierto.
Y el desierto, tan seco y tan solo, que todas las criaturas agradecen el esfuerzo

Y el "jackalope" dice "Yo quisiera ser un yeti para volar en la noche e irme lejos de aquí." (ni idea de lo que es un jackalope)
Pero el yeti dice "Yo quisiera ser un monstruo marino para poder volver al mar de todos los tiburones"

Y la serpiente de cascabel dijo "Me gustaría tener manos, así te abrazaría como un hombre"
Y entonces el cactus dijo "¿No lo entiendes? Mi piel está cubierta de pinchos afilados que te apuñalarían igual que mil cuchillos. Un abrazo sería fantástico, pero abraza mi flor con tus ojos."]

miércoles, 7 de mayo de 2008

La (in)utilidad de todas las palabras

Las pasiones humanas son un misterio, y a los niños les pasa lo mismo que a los mayores. Los que se dejan llevar por ellas no pueden explicárselas, y los que no las han vivido no pueden comprenderlas. Hay hombres que se juegan la vida para subir a una montaña. Nadie, ni siquiera ellos, puede explicar realmente por qué. Otros se arruinan para conquistar el corazón de una persona qeu no quiere saber nada de ellos. Otros se destruyen a sí mismos por no saber resistir los placeres de la mesa... o de la botella. Algunos pierden cuanto tienen para ganar en un juego de azar, o lo sacrifican todo a una idea fija que jamás podrá realizarse. Unos cuantos creen que sólo serán felices en algún lugar distinto, y recorren el mundo durante toda su vida. Y unos pocos no descansan hasta que consiguen ser poderosos. En resumen: hay tantas pasiones distintas como hombres distintos hay.

La pasión de Bastian Baltasar Bux eran los libros.


Quien no haya pasado nunca tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado...


Quien nunca haya leído en secreto a la luz de una linterna bajo la manta, porque Papá o Mamá o alguna otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento bien intencionado de que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse temprano...


Quien nunca haya llorado abierta o disimuladamente lágrimas amargas, porque una historia maravillosa acaba y había que decir a diós a personajes con los que había corrido tantas aventuras, a los que quería y admiraba, por los que había temido y rezado, y sin cuya compañía la vida le parecería vacía y sin sentido...


Quien no conozca todo eso por propia experiencia, no podrá comprender probablemente lo que Bastian hizo entonces.



La historia interminable - Michael Ende

martes, 6 de mayo de 2008

Persépolis

Teníamos tantas ganas de ser felices que acabamos olvidando que no éramos libres.

viernes, 25 de abril de 2008























Podríamos dejarlo en un punto intermedio, ni el frío del verano, ni el calor del invierno. Podríamos inventar la primavera y el otoño, que llegaría cuando nosotros quisiéramos.

jueves, 24 de abril de 2008

Toda historia merece ser contada















"Todo el mundo es un héroe, un amante, un loco un villano. Todo el mundo tiene su historia. Todo el mundo."


V de Vendetta.

martes, 22 de abril de 2008

Poesía



¿Qué es la poesía? No se lo pregunten, mírense. La poesía eres tú.
Vistan bien a la poesía, busquen bien las palabras, deben elegirlas, a veces puede llevarles ocho meses encontrar una palabra. Elíjanlas, que la belleza comienza cuadno alguien ha comenzado a elegir. ¿Saben cuánto le llevó a Eva encontrar la hoja de higo justa? "¿Cómo me queda esta? ¿O esta? ¿Y esta?" Podó todas las higueras del paraíso terrenal.
¡Enamórense! Si no se enamoran está todo muerto, muerto todo. Si están enamorados todo está vivo, todo se mueve. Dilapiden la risa, despilfarren la alegría, estén tristes y taciturnos, con superación, hagánle sentir la felicidad a la gente en la cara. ¿Y cómo se hace? Déjenme mirar los apuntes, que me he olvidado. Esto es lo que debne hacer (no alcancé a leerlos, me he acordado): Para transmitir la felicidad, es necesario ser felices. Y para transmitir el dolor es necesario ser felices. Sean felicies, estén mal, sufran. No tengan miedo a sufrir, todo el mundo sufre. Y si no tienen los medios, no importa. Para hacer poesía sirve una sola cosa: todo.

lunes, 21 de abril de 2008

No hero in her sky



And so it is, just like you said it would be.
Life goes easy on me most of the time.

And so it is, the shorter story
No love, no glory, no hero in her sky

I can't take my eyes off of you
I can't take my eyes...

And so it is, just like you said it should be
We'll both forget the breeze most of the time

And so it is, the colder water,
the blower's daughter, the pupil in denial

Did I say that I loathe you?
Did I say that I want to leave it all behind?

I can't take my mind off of you
I can't take my mind...
my mind... my mind...

miércoles, 16 de abril de 2008

jueves, 10 de abril de 2008

Acaso


Me dicen que hoy es jueves.

La pequeña certeza
no la confirma nada:
ni el sol en los cristales
-débil y desteñido-,
ni la brisa que mece
borrosas ramas, lejos,
ni la lenta pereza
pesarosa
con la que me dispongo a ver qué pasa.

Salgo a la calle, y miro
sin comprender.
¿Qué tienen esos rostros
que no sea concebible cualquier martes?
El perro que olisquea la acacia desvaída,
¿no es el perro de ayer, por desventura?

Otros son los que insisten.
Me dicen que hoy es jueves.


Ángel González

martes, 8 de abril de 2008

Feliz cumpleaños :)

Cumpleaños

Ya lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.


Ángel González

jueves, 3 de abril de 2008

A destiempo, primavera

Foto: el rio


La plaza está preciosa. Ojalá pudieras verla. Se ha engalanado para la nueva estación. Se ha vestido de primavera. Y me gusta. Parece que juegue con los colores. Y es verde, y roja, y amarilla, y rosa, y marrón. Incluso yo diría que tiene algo de naranja. Y el cielo así, tan azul también contrasta con el resto. Se va a llenar pronto de polen e insectos. Y en fin, quizá antes no lo hubiera dicho, pero me encanta. Es bonita y procuro pasar por ella siempre que puedo, en vez de dar los rodeos que a veces tiendo a coger. Tengo la esperanza de encontrarme con alguien.

La plaza es un lugar de encuentros, estoy segura de ello. Es como una estación de paso, exactamente esa sensación. Pero también he estado asentada allí durante horas. Una especie de refugio en el camino. Un lugar de descanso. Un paréntesis. Una pausa. Un escondite a descubierto.

Está preciosa, de verdad. Toda de colores. Parece un lienzo impresionista. Alguien debería pintarla. Lástima que nunca se me diera demasiado bien pintar. También podría fotografiarla. La fotografía se me da mejor y ahora que mi padre tiene una cámara buena, quizá se la pueda robar un momento para sacar fotos a las hojas de colores, a los árboles que van llenándose de hojas otra vez.

Tendrías que verla. Desde mi balcón parece cosa de magia pero cuando te adentras en ella, los colores te llueven alrededor, y es más mágico aún. Deberías pasar un día y asomarte, como quien no quiere la cosa, sin avisar. Es realmente bonita. Siempre lo he pensado, pero nunca había sido tan consciente de ello.

Yo tengo mis bancos preferidos marcados, según para qué momento. Y siempre me tentó la idea de bajarme con un libro a leer en uno de ellos. Tal vez deba empezar a hacerlo. Una vez me enamoré de un chico que leía en uno de esos bancos. Me enamoré y traté de dibujarlo en alguna libreta que ya no he vuelto a encontrar. Ni a buscar. Tampoco volví a ver al chico, claro.

La plaza está preciosa. Y en el rio me imagino que los árboles también habrán decidido jugar con los colores. Incluso la avenida se engalanará. O Viveros. Ya sabes que tengo una predilección por los jardines de la ciudad. Me pregunto cómo se verá ahora el Jardín Botánico.


La plaza está preciosa. Y es primavera. A destiempo, pero primavera. Artur tenía razón, la primavera es caprichosa. Y tendemos a darle una oportunidad detrás de otra. Si acaso quizá esta vez juegue a nuestro favor. Yo siempre preferí el otoño. El invierno, quizás. Pero ahora es primavera y he dejado el abrigo colgado en el armario. ¿O lo dejé tirado por ahí?

La plaza está preciosa.

Tal vez baje a leer un rato.

domingo, 30 de marzo de 2008

Un día mamá puso entre mis manos su viejo volumen de Momo. Ella siempre hace así las cosas. Nunca te dice nada directamente. Bordea y tantea, delinea por los bordes. Aunque a veces quisiera que fuera un poco más directa, un poco más metomentodo. Pero eso no importa ahora. Lo que ocurre es que no sé si tiene idea del regalo que me hizo en ese momento, cuando me convirtió a mi también en un intento de equlibrista del tiempo y el destiempo.

Al principio de la historia lo decían. Contaban que una de las cualidades que hacía única a Momo era saber escuchar. Y esto, leído cuando apenas tienes 7 años, no puede sino sorprenderte. Se me quedó grabada esa parte como ninguna otra y supe entonces que hay personas realmente incapaces de escuchar a los demás, pero sobretodo, lo difícil que es escucharse con sinceridad a uno mismo.
De alguna manera, Momo conseguía arreglar el mundo de los demás a base de escuchar -que no oír-, escuchar de verdad, escuchar con atención, en un silencio entendedor, con los gestos justos y precisos. En ese momento decidí que tenía que aprender a escuchar así, porque todos necesitan ser escuchados en algún momento y si yo escuchara a los demás, como sabía escuchar Momo, tal vez podría ayudar en algo. El primer problema, sin embargo, es que no basta con querer escuchar, hay que hacerlo bien. Y pocas son las personas que lo consiguen. Ni aunque me lo proponga. El segundo problema es cuando la escucha se convierte en silencio y me hago un muro donde en realidad no pasan las palabras. El tercer problema es que aunque pretenda querer escuchar, escuchar de verdad, no sirve de mucho si después no se hacerme escuchar a mi también. O tal vez si sirva. Tiendo a pensar que a mi me serviría, que me sirve. Pero yo no soy los demás. Antes tenía más claro que serviría, pero al final sólo descubrimos que no basta. Que no es suficiente.

Laura Febré Diciena

jueves, 13 de marzo de 2008

Ninguna parte


Esté como esté
ya sabré encontrarme.

Yo me quedo aquí
en ninguna parte.

lunes, 3 de marzo de 2008

Principio de incertidumbre


Puede que todo siga igual.
También puede que no sea así.
Y quizás este sea un buen principio,
principio de incertidumbre.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Mentiras que valen la pena

Tenemos memoria, tenemos amigos,
tenemos los trenes, la risa, los bares,
tenemos la duda y la fe, sumo y sigo,
tenemos moteles, garitos, alteres.

Tenemos urgencias, amores que matan,
tenemos silencio, tabaco, razones,
tenemos Venecia, tenemos Manhattan,
tenemos cenizas de revoluciones.

Tenemos zapatos, orgullo, presente,
tenemos costumbres, pudores, jadeos,
tenemos la boca, tenemos los dientes,
saliva, cinismo, locura, deseo.

Tenemos el sexo y el rock y la droga,
los pies en el barrio, y el grito en el cielo,
tenemos Quintero, León y Quiroga,
y un bisnes pendiente con Pedro Botero.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos un as escondido en la manga,
tenemos nostalgia, piedad, insolencia,
monjas de Fellini, curas de Berlanga,
veneno, resaca, perfume, violencia.

Tenemos un techo con libros y besos,
tenemos el morbo, los celos, la sangre,
tenemos la niebla metida en los huesos,
tenemos el lujo de no tener hambre.

Tenemos talones de Aquiles sin fondos,
ropa de domingo, ninguna bandera,
nubes de verano, guerras de Macondo,
setas en noviembre, fiebre de primavera.

Glorietas, revistas, zaguanes, pistolas,
que importa, lo siento, hastasiempre, te quiero,
hinchas del atleti, gángsters de Coppola,
verónica y cuarto de Curro Romero.

Tenemos el mal de la melancolía,
la sed y la rabia, el ruido y las nueces,
tenemos el agua y, dos veces al día,
el santo milagro del pan y los peces.

Tenemos lolitas, tenemos donjuanes;
Lennon y McCartney, Gardel y LePera;
tenemos horóscopos, Biblias, Coranes,
ramblas en la luna, vírgenes de cera.

Tenemos naufragios soñados en playas
de islotes son nombre ni ley ni rutina,
tenemos heridas, tenemos medallas,
laureles de gloria, coronas de espinas.

Tenemos caprichos, muñecas hinchables,
ángeles caídos, barquitos de vela,
pobre exquisitos, ricos miserables,
ratoncitos Pérez, dolores de muelas.

Tenemos proyectos que se marchitaron,
crímenes perfectos que no cometimos,
retratos de novias que nos olvidaron,
y un alma en oferta que nunca vendimos.

Tenemos poetas, colgados, canallas,
Quijotes y Sanchos, Babel y Sodoma,
abuelos que siempre ganaban batallas,
caminos que nunca llevaban a Roma.

lunes, 25 de febrero de 2008

El tiempo no es una línea, ni siquiera un círculo, y mucho menos unas manecillas de reloj. El tiempo no hace tic tac. El tiempo se transforma, hace espirales, vuelve atrás, se mete en sí mismo, sale y se lanza al espacio, el tiempo se distorsiona y los días nunca se repiten, nunca duran lo mismo.

Mañana tal vez sea martes, las malas lenguas dirán que pasado llegará el miércoles –esos miércoles intermedios que parecen no pertenecer a ningún sitio-, y quién sabe si después vendrá el jueves, y el fin de semana parecerá sólo eso, un fin de semana.

Si una no quiere ser eterna –a menos que se sea eterna en el instante- y hoy es siempre todavía, que sea viernes para todos, que el tiempo tenga nudos, tropezones, que se haga madeja y no se deje peinar, que cambie de color y permita pintar encima, que se destiña, que manche, que pinche, acaricie, que rasque, que te agujeree la piel, que recomponga los fragmentos, que conozcas siempre la pregunta, que no te atraviesen los segundos, que nunca sepas ni cómo ni cuándo, ni ciento volando, ni ayer ni mañana.

Laura Febré Diciena

martes, 5 de febrero de 2008

- Es que a mí me gustan los inconvenientes.
- A nosotros no -dijo el interventor-. Preferimos hacer las cosas con comodidad.
- Pues yo no quiero comodidad. Quiero poesía, peligro real, bondad, libertad, amor, pecado...
- En suma -dijo Mustafá Mond-, reclama usted el derecho a ser desgraciado.
- Muy bien, de acuerdo. Reclamo el derecho a ser desgraciado.

Un mundo feliz, Aldous Huxley

jueves, 31 de enero de 2008


"La primera vez aque la señora Gentil supo de Peter Pan fue con ocasión de estar ordenando la imaginación de sus pequeños. Es una excelente costumbre que las buenas madres cumplen todas las noches, así que los niños se han dormido, la de escudriñar sus imaginaciones y poner las cosas en orden para la mañana siguiente, colocando en los sitios adecuados lainifinidad de materias diversas que por ellas han vagado durante el día.

Si vosotros, niños, pudierais permanecer despiertos (claro está que no podéis) veríais a vuestra madre hacer esto y encontraríais muy interesante la observación. Es una cosa así como el arreglo de los cajones de una cómoda o armario. La veríais de rodillas, riéndose de algunos de los objetos contenidos en vuestras cabecitas, cavilando cómo diantre los habríais recogido, haciendo descubrimientos dulces y otros que no lo son, apretando una cosa a su mejilla como si le pareciera tan linda como un lindo gatito, y ocultando otra apresuradamente lejos de su mirada. Cuando despertáis por las mañanas, las pasiones y maldades con que os fuisteis al lecho han sido dobladas en pliegues pequeñísimos y colocadas en el fondo de vuestra mente, y en la superficie, en cambio, están extendiso vuestros más lindos pensamientos, prontos para que los uséis.


Yo no sé si habréis visto nunca el mapa de la mente de una persona. Los médicos dibujan a veces mapas de otras partse de vuestro ser, lo que puede resultar algo interesante, pero les desafiaría a que tratasen de dibujar la imaginación de un niño, que no sólo es confusa, sino que no deja un momento de dar vueltas.


Hay sobre ella líneas en zigzag como las de la tarjeta en que se anota vuestra temperatura cuando estáis enfermos, y estos zigzags son probablemente los caminos de la isla maravillosa, pues el País de Nunca-Jamás es siempre una isla con asombrosas pinceladas de colores aquí y allí, arrecifes de coral y cierto aspecto de buque en e alta mar, y cuevas salvajes y soliterias, y enanillos que son sastres en su mayoría, y cavernas a través de als cuales corre un río, y príncipes con seis hermanos mayores, y una cabaña a punto de desmoronarse y una dama viejecita con la nariz ganchuda.


Sería bastante sencillo este mapa si sólo hubiera esto en eél, pero es que está también el primer día de escuela, el estanque redondo, el punto de aguja, los papás, los asesinatos que los mayores leen en los periódicos, el dativo de los verbos, el día del budín de chocolaet, los primeros tirantes, las castañas asadas, los tres peniques que dan los papás a los niños que se sacan ellos mismos los dientes, y otras muchas cosas por el estilo.

Todo esto, o bien forma parte de la isla o son otros mapas que aparecen a través de ella y que se confunden completamente porque, además, nada de esto se está quieto."

Peter Pan y Wendy, JM Barrie

miércoles, 30 de enero de 2008

Que el maquillaje no apague tu risa ,
que el equipaje no lastre tus alas,
que el calendario no venga con prisas,
que el diccionario detenga las balas.

Que las persianas corrijan la aurora,
que gane el quiero la guerra del puedo,
que los que esperan no cuenten las horas,
que los que matan se mueran de miedo.

Que el fin del mundo te pille bailando,
que el escenario me tiña las canas,
que nunca sepas ni cómo, ni cuándo,
ni ciento volando, ni ayer ni mañana.

Que el corazón no se pase de moda,
que los otoños te doren la piel,
que cada noche sea noche de bodas,
que no se ponga la luna de miel.
Que todas las noches sean noches de boda,
que todas las lunas sean lunas de miel.

Que las verdades no tengan complejos,
que las mentiras parezcan mentira,
que no te den la razón los espejos,
que te aproveche mirar lo que miras.

Que no se divorcie de ti el desamparo,
que cada cena sea tu última cena,
que ser valiente no salga tan caro,
que ser cobarde no valga la pena.


Que no te compren por menos de nada,
que no te vendan amor sin espinas,
que no te duerman con cuentos de hadas,
que no te cierren el bar de la esquina.

http://es.youtube.com/watch?v=IhFeAqoSdgg