sábado, 31 de mayo de 2008

Sapere aude












- ¿De las cosas que me has enseñado qué es más importante, andar en bici o escuchar a los árboles?
- Bueno, como se pueden hacer las dos cosas a la vez no tienes por qué elegir.

lunes, 26 de mayo de 2008

viernes, 9 de mayo de 2008

jueves, 8 de mayo de 2008

Tree hugger


The flower said "I wish i was a tree"
The tree said "I wish i could be a different kind of tree"
The cat wished that it was a bee
The turtle wished that it could fly really high into the sky over rooftops and then dive deep into the sea.

And in the sea there is a fish, a fish that has a secret wish, a wish to be a big cactus with a pink flower on it.
And the flower would be its offering of love to the desert
And the desert so dry and lonely that the creatures all appreciate the effort

Et le jackalope a dit "Je voudrais être un yeti pour voler dans la nuit et m'en aller loin d'ici."
Mais le yeti a dit "Je voudrais être un monstre marin pour pouvoir rentrer dans la mer de tous les requins."

And the rattlesnake said "I wish I had hands so I could hug you like a man."
And then the cactus said "Don't you understand? My skin is covered with sharp spikes that'll stab you like a thousand knives. A hug would be nice but hug my flower with your eyes."



[La flor dijo "me gustaría ser un árbol"
El árbol dijo "me gustaría ser otro tipo de árbol"
El gato soñaba con ser una abeja
La tortuga soñaba con poder volar, muy alto en el cielo, sobre los tejados y luego zambullirse en la profundidad del mar.

Y en el mar había un pez, un pez que tenía un sueño secreto, el sueño de ser un gran cactus, con una flor rosa sobre él.
Y la flor sería un ofrecimiento de amor al desierto.
Y el desierto, tan seco y tan solo, que todas las criaturas agradecen el esfuerzo

Y el "jackalope" dice "Yo quisiera ser un yeti para volar en la noche e irme lejos de aquí." (ni idea de lo que es un jackalope)
Pero el yeti dice "Yo quisiera ser un monstruo marino para poder volver al mar de todos los tiburones"

Y la serpiente de cascabel dijo "Me gustaría tener manos, así te abrazaría como un hombre"
Y entonces el cactus dijo "¿No lo entiendes? Mi piel está cubierta de pinchos afilados que te apuñalarían igual que mil cuchillos. Un abrazo sería fantástico, pero abraza mi flor con tus ojos."]

miércoles, 7 de mayo de 2008

La (in)utilidad de todas las palabras

Las pasiones humanas son un misterio, y a los niños les pasa lo mismo que a los mayores. Los que se dejan llevar por ellas no pueden explicárselas, y los que no las han vivido no pueden comprenderlas. Hay hombres que se juegan la vida para subir a una montaña. Nadie, ni siquiera ellos, puede explicar realmente por qué. Otros se arruinan para conquistar el corazón de una persona qeu no quiere saber nada de ellos. Otros se destruyen a sí mismos por no saber resistir los placeres de la mesa... o de la botella. Algunos pierden cuanto tienen para ganar en un juego de azar, o lo sacrifican todo a una idea fija que jamás podrá realizarse. Unos cuantos creen que sólo serán felices en algún lugar distinto, y recorren el mundo durante toda su vida. Y unos pocos no descansan hasta que consiguen ser poderosos. En resumen: hay tantas pasiones distintas como hombres distintos hay.

La pasión de Bastian Baltasar Bux eran los libros.


Quien no haya pasado nunca tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado...


Quien nunca haya leído en secreto a la luz de una linterna bajo la manta, porque Papá o Mamá o alguna otra persona solícita le ha apagado la luz con el argumento bien intencionado de que tiene que dormir, porque mañana hay que levantarse temprano...


Quien nunca haya llorado abierta o disimuladamente lágrimas amargas, porque una historia maravillosa acaba y había que decir a diós a personajes con los que había corrido tantas aventuras, a los que quería y admiraba, por los que había temido y rezado, y sin cuya compañía la vida le parecería vacía y sin sentido...


Quien no conozca todo eso por propia experiencia, no podrá comprender probablemente lo que Bastian hizo entonces.



La historia interminable - Michael Ende

martes, 6 de mayo de 2008

Persépolis

Teníamos tantas ganas de ser felices que acabamos olvidando que no éramos libres.