martes, 17 de junio de 2008


"A lo largo de los últimos doscientos años el mirlo abandonó los bosques y se convirtió en un pájaro de ciudad. Esto ocurrió por primera vez en Gran Bretaña, ya a final del siglo dieciocho; algunos decenios más tarde sucedió en París y en la cuenca del Ruhr. Durante el siglo diecinueve el mirlo conquistó una tras otra todas las ciudades europeas. En Viena y en Praga se asentó alrededor de 1900 y siguió luego hacia el oriente, hacia Budapest, Belgrado, Estambul. No cabe duda que desde el punto de vista del globo terráqueo, esta invasión del mundo de los seres humanos por el mirlo es más importante que la invasión de América del Sur por los españoles o el retorno de los judíos a Palestina. Un cambio en las relaciones entre las distintas clases de seres vivos (peces, pájaros, hombres, plantas) es de un grado superior al cambio de relaciones entre los distintos componentes de la misma clase. Si a Bohemia la habitaron los celtas o los eslavos, si la Besarabia es dominada por los rumanos o rusos, al globo terráqueo le da poco más o menos lo mismo. Pero si el mirlo traicionó a la naturaleza original para ir a vivir junto al hombre en su mundo antinatural, algo cambia en el orden del planeta. Sin embargo nadie se atreve a explicar la historia de los últimos doscientos años como la historia de la invasión de las ciudades por los mirlos. Estamos todos dominados por una concepción anquilosada sobre lo que es importante y lo que es irrelevante, fijamos la vista angustiados sobre lo que es importante, mientras que lo irrelevante, disimuladamente y a nuestras espaldas, extiende sus guerrillas que, al fin y sin que nos percatemos, cambian el mundo y nos cogen desprevenidos."



El libro de la risa y el olvido - Milán Kundera

3 comentarios:

Haakjvork dijo...

Total y absolutamente de acuerdo. Da gusto leer un cachito así en medio de un libro. Hasta ahora eso solo me ha pasado con Nothomb (pero el problema es que son DEMASIADOS para copiarlos xD).

Lo dicho, totalmente de acuerdo. Además es un ejemplo precioso no como el de mis (otras) enemigas: las ratas de ciudadad (las palomas). Qué asco de bichos xD.

Voy a aprovechar para comentarte aquí lo de LiveJournal por que allí no tengo cuenta :P

El tren es muy bohemio y precioso. A mi me gusta cuando pasa trenes y montañas. Este pais no me gusta por que es asquerosamente plano.

Me gusta viajar en coche tambien, pero el traqueteo del tren es especial, aunque la magia del viaje está en cualqueir vehículo.

Por eso me encantaban los anuncions de BMW, sobre todo "Noche" y "Simetría" (los tengo en el iPod).

No sé que planes tendrás, pero me imagino tus ganas de acabar los examenes (a parte de lo obvio que es querer quitarselos de en medio, jeje, aparte de eso). Suerte que no son ni 2 semanitas.

PD: Me he tomado la libertad de apropiarme de la frase en gris, porque sí. Me viene muy bien con lo que ando pensando y mis miedos. Es curioso xq tiene que ver con lo que no me deja dormir (a parte de lo que he actualizado en las listas laterales de mi blog y el calor xD). Gracias xDDD

Y gracias por tu paciencia. Suerte con los examenes. Ya sabes, un 8 como mínimo en todo! :P

Bona nit, enemiga.

Irrelevante dijo...

Corolario: nuestra concepción de la historia revela un profundo prejuicio antropocéntrico. Así, el motor de la historia no es la lucha de clases, sino la lucha contra los mirlos.

me vuelvo a estudiar... besos y suerte!

Pepe Muñoz dijo...

¿te puedes creer que tengo muchísimos libros de Kundera en mi casa y no me he leido ninguno? :S

Lo sé, soy lo peor =(